Cardiología deportiva: Realiza deporte de forma segura

0
3

Con las recientes Olimpiadas de Río en Brasil, ha vuelto a surgir el tema de los deportistas y su salud. Durante las últimas 3 semanas no hemos dejado de escuchar cómo el deporte de élite puede provocar un desgaste físico tan intenso que puede llegar a ser contraproducente para la salud. Y no hablamos ya de casos de dopaje, sino de un nivel de esfuerzo tan brutal que llevamos al organismo al límite.

La Sociedad Española de Cardiología recomienda conocer los riesgos asociados al deporte. No obstante, hay que saber diferenciar el deporte regular, que es muy importante para mantener la forma física y disfrutar de una salud de hierro, que el deporte de élite, del que estamos hablando en este caso, y del sobre esfuerzo físico durante un espacio de tiempo prolongado. Un exceso que impacta de lleno en el rendimiento del corazón y que, si no realizamos una serie de cuidados, puede derivar en una complicación cardíaca grave como muerte súbita o infarto.

Es frecuente escuchar como a los futbolistas de élite se le realizan chequeos médicos periódicamente, pero aún así hemos visto casos de deportistas que han sufrido problemas cardíacos sin previo aviso. Es por ello que los deportistas de alto nivel realizan rutinas físicas que son supervisadas por un equipo médico que integra nutricionistas, fisioterapeutas, cardiólogos, etc. Un listado de cardiólogos disponibles de Madrid puede ser especialmente útil para recibir una opinión profesional a la hora de planificar un entrenamiento intensivo. Y es que los deportistas necesitan estructurar su plan de entrenamiento de forma personalizada y conocer de antemano si padecen cualquier tipo de patología cardíaca.

Además de realizar un programa de ejercicios de forma gradual, donde regulemos la intensidad de los mismos de forma progresiva. Es muy importante fortalecer el músculo del corazón poco a poco, realizando series de calentamiento y relajación, y controlando con mano quirúrgica los factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la diabetes, la hipertensión o cualquier tipo de patología que pueda afectar al rendimiento del corazón.

En conclusión, la Sociedad Española de Cardiología recomienda realizar deporte de forma diaria para mantener la forma física. Y, si tenemos pensado progresar nuestra actividad a algún tipo de deporte de riesgo o intensivo, es imprescindible acudir primero a un profesional para hacer un chequeo del estado de salud completo.

DEJA UNA RESPUESTA