¿Qué sería de la sociedad del entretenimiento sin su pilar básico moderno: Internet? Un pregunta compleja a la que responde la nueva novela del escritor experto digital Javier López Menacho de una forma profunda y desenfadada a la vez. ¿Cómo?

Escoge un futuro cercano, dentro de 5 años, y nos traslada a la vida de Isaías, un comunicador social con mucho éxito en redes como Jomid o Youtube que sufre en sus propias carnes la tragedia de la caída permanente de la red. Intenta superar su nostalgia grabando nuevos vídeos con una cámara que no consiguen llegar a nadie y plantea los trastornos psicosociales derivados de la situación.

Por otro lado hace una profunda reflexión sobre las posibles consecuencias reales del Gran Apagón de Internet. Una crisis mundial amenaza con agravar la situación mientras los gobiernos se vuelcan en la persecución de los culpables y no en la resolución del conflicto ni en la recuperación de las comunicaciones. Las empresas pelean por recuperar o adaptar su estatus y los grandes lobbies ejercen su poder en la sombra sin que nadie sepa de los hilos que se mueven.

Las oficinas de desempleo no dan abasto y la gente no ha sabido cómo adaptarse al nuevo orden. El descontento generalizado amenaza con convertirse en violencia y disturbios callejeros debido a la incapacidad de los poderes.

“A la desconfianza ciudadana se unen las cifras del desempleo, que han llegado a un máximo histórico. Casi el treinta y cuatro por ciento de la población y más del ochenta por ciento de los jóvenes declara tener problemas, no ya para encontrar trabajo, sino para ocuparse en algo (o lo que es lo mismo, para mantener la esperanza). Con las escuelas y universidades bajo mínimos, las asociaciones saturadas y las calles agotadas, poco está pasando ahí afuera. El tejido productivo de esta sociedad parece destruido más allá del servilismo hacia las empresas del momento, lejos de encontrar una secuencia lógica que nos lleve a la paz social. Más de la mitad de la población joven se define como neo-parado, otros como simples parados y muchos parecen viejos antes de tiempo. Las calles rebosan de descontento. Hay una calma tensa que saltará por los aires.“ (Fragmento de la novela El Profeta)

Pero la vida de El Profeta cambiará al descubrir que una joven activista con tendencias suicidas le observa desde un edificio cercano. Le mostrará secretos de la realidad y de sí mismo que desconocía y que harán cambiar sus ideas radicalmente y volcarse en una trama de acción en la que pondrá a prueba sus convicciones y sus límites.

La novela ha sido presentada en su ciudad natal, Jerez de la Frontera, en la ciudad de Barcelona y en tierras valencianas, acompañado por el cineasta Pruden Castilla. En los eventos se ha charlado sobre tecnología y dependencia, sobre comunicación y estrategias de control social y sobre las libertades y condenas de una herramienta como Internet, tan útil y tan peligrosa dependiendo del uso que se haga de ella.  

Javier López Menacho nació en Jerez de la Frontera, aunque en la actualidad reside en Barcelona. Es especialista en comunicación y marketing digital. Ha publicado en diversos medios de comunicación, entre los que destacan Lavozdelsur.es, Qué leer, Ctxt, La Marea, Secretolivo, marketing4ecommerce o Revista Bytes. Ha escrito el libro de crónicas Yo, precario, el libro de relatos Hijos del Sur y el manual SOS, 25 casos para superar una crisis de reputación digital. Hace unos meses publicó el ensayo La farsa de las startups.