El internet de las cosas acelera su implementación

0
2

En los últimos 2 años estamos viviendo una revolución sin precedentes en el mundo de la tecnología para el hogar. En parte, porque la fibra óptica o un ADSL de calidad llega ya a la gran mayoría de hogares y, por otra, en respuesta a un descenso continuado de los precios de los avances tecnológicos.

Una de las presentaciones que más han gustado en la última feria del CES ha sido la de la nevera inteligente de Samsung. Un equipo que integra internet, cámaras para ver el contenido de la nevera sin tener que abrirlo (por lo que es más eficiente energéticamente) gracias a una pantalla digital incorporada que hará las delicias de los más sibaritas.

Otra de las grandes apuestas es la de crear un asistente de realidad virtual a lo Jarvis de Iron Man, ya ha expresado su deseo Mark Zuckerberg (CEO de Facebook) o incluso Amazon ya vende su prototipo Echo, que es capaz de controlar múltiples aspectos de la casa como la iluminación, la música, electrodomésticos, alarmas o incluso realizar pedidos a Amazon sólo con nuestra voz.

Y es que nos estamos convirtiendo en una sociedad impaciente, por eso triunfan sitios como loquierolotengo, que son perfectos para los earlyadopters y todo aquel que es una apasionado de comprar por internet.

Pero la clave de estas plataformas de compra por internet no es sólo la tecnología, sino que aplican las ventajas del comercio electrónico a todo tipo de artículos como un centro de planchado o demás electrodomésticos del hogar.

Al final del día, lo más importante para conseguir que la tecnología llegue al hogar es encontrar ese equilibrio entre funcionalidad, precio y estética. Porque nadie puede resistirse a renovar sus electrodomésticos o implementar nuevas mejoras si el precio compensa y nos facilita el mantenimiento del hogar.

La eficiencia energética está jugando un papel muy importante en esta revolución, siendo uno de los pilares fundamentales de la revolución tecnológica del internet de las cosas. Ya hay quien dice que dentro de 5 años recibiremos la compra de forma automática por correo como quien ahora compra un videojuego.

¿Vosotros qué pensáis? Tecnología o no.

DEJA UNA RESPUESTA