La importancia de un buen descanso y del deporte para la salud

0
1

Practicar deporte y tener un buen descanso es bueno para la salud, pero la sociedad moderna lo hace cada vez menos.

Según algunos estudios, esto se debe al desarrollo de las nuevas tecnologías. Incluso porque en los últimos tiempos tenemos que dedicarnos más al trabajo. Sin embargo, la falta de actividad física y dormir mal tienen un efecto negativo en la salud de las personas.

Por qué hay que dormir bien

El cuerpo necesita un cierto número de horas al día para descansar y realizar diversas funciones metabólicas y regenerativas.

Dormir bien es importante. Pero además de la calidad también es fundamental la cantidad del sueño. Una persona adulta necesita varias horas de sueño a diario, que van de siete a nueve horas. Nunca menos de 6 o más de 10.

A medida que disminuye el sueño, aumenta la tendencia a sufrir depresión, obesidad, infarto de miocardio, diabetes, hipertensión o apoplejía, entre otros problemas que pueden tener graves consecuencias.

Beneficios del sueño para la salud

  • Ayuda a mejorar la memoria

Por la noche la memoria se consolida. Los recuerdos se transfieren de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Además, el cerebro elimina las conexiones innecesarias y refuerza las que de verdad hacen falta para almacenar solo lo que se necesita.

  • Reduce el riesgo de enfermedades

La falta de horas de sueño causa trastornos metabólicos que ponen en riesgo la salud.

  • Contrarresta las infecciones

No dormir lo suficiente puede debilitar tu sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible al ataque de bacterias y virus.

  • Alivia el estrés

No dormir lo suficiente debido al agotamiento aumenta los niveles de estrés y promueve la acumulación de toxinas. Con el resultado de que al día siguiente te sentirás cansado, lento y adormecido.

¿Dormir bien también te puede ayudar a perder peso?

Algunas investigaciones  parecen haber demostrado que existe una relación entre el sueño y la pérdida de peso.

Las horas correctas de descanso son de hecho el requisito previo para perder peso. Existe una conexión entre los ritmos circadianos, que regulan los ciclos de sueño y la vigilia, con cierta tendencia a ganar peso.

Se producen hormonas del sueño como la leptina, que fomenta una sensación de saciedad. Por el contrario, el organismo de quienes no duermen lo suficiente produce grelina, la hormona que envía el estímulo del hambre al cerebro. Por lo tanto, tenderás a engordar y sufrir más fácilmente las enfermedades metabólicas y cardiovasculares, ya que el sueño no regulado aumenta el azúcar en la sangre y la presión arterial.

Hay algunas  cosas que puedes hacer si tienes dificultad para conciliar el sueño, tales como evitar las comidas abundantes antes de irte a dormir y no tomar sustancias estimulantes como el té, el café o el alcohol.

Además, es bueno que incluyas actividades físicas en tu día a día, además de utilizar colchones adecuados que te permitan un buen descanso. La superficie que elijas puede influir de manera importante en la calidad de tu sueño.

Cómo vencer la pereza según la organización Mundial de la Salud (OMS)

Como vimos anteriormente, a las personas le cuesta mucho incluir actividades físicas en sus rutinas diarias y se dejan vencer por la pereza. Es por eso que la OMS ha realizado una lista con algunos consejos que te ayudarán.

Los niños de 5 a 17 años necesitan al menos una hora diaria de actividad moderada y enérgica. Además, deben incluir ejercicios de fuerza al menos tres veces a la semana, que pueden consistir en juegos de movimiento o actividades deportivas.

Es recomendable que los adultos de 18 a 64 años realicen al menos hora y media de actividad física moderada, o una hora y 15 minutos de actividad enérgica (o combinaciones equivalentes de los dos). También deben hacer ejercicios para  fortalecer los principales grupos musculares.

Los adultos mayores (65 años o más), tienen que seguir las mismas recomendaciones que para los adultos jóvenes, pero también deben realizar actividades enfocadas al equilibrio, para evitar caídas.

Los adultos con movilidad reducida  deben realizar actividad física durante tres o más días a la semana para mejorar el equilibrio y prevenir caídas. Las actividades para fortalecer la musculatura deben realizarse dos o más días por semana, incluyendo el mayor número de grupos musculares que sea posible.

Cuando los adultos de la tercera edad no pueden seguir completamente el nivel de actividad física recomendado debido a sus condiciones de salud, deben adoptar un estilo de vida activo adecuado a sus capacidades y condiciones.

Pero, ¿cómo podemos evitar encontrarnos con los pretextos clásicos para quedarnos en el sofá?

  • Planifica la semana e identifica tres intervalos de tiempo de 30 minutos que puedas usar para la actividad física.
  • Incorpora ejercicios físicos a tus actividades diarias (anda en bicicleta, ve de compras caminando, saca al perro, haz ejercicios mientras miras televisión, aparca lejos de tu destino, etc.).
  • Programa las actividades físicas para que coincidan con la hora del día cuando tengas más energía.
  • Planea y haz que la actividad física se ajuste a tus actividades y placeres cotidianos.
  • Elige actividades que requieran el menor equipo posible (correr, caminar, subir escaleras, hacer ejercicio en casa).

¿Por qué evitar el  sedentarismo?

Un estilo de vida sedentario es el peor enemigo para tu salud,. Un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Pero suficiente actividad diaria, incluso si es mínima, puede romper el estilo de vida sedentario y ofrecer muchos beneficios.

Con la práctica de la actividad física regular, el corazón se vuelve más robusto y resistente a la fatiga. La actividad aeróbica aumenta la demanda de oxígeno del cuerpo y la carga de trabajo del corazón y los pulmones, haciendo que la circulación sea más eficiente.

Además, es importante adoptar un estilo de vida saludable incluyendo una buena alimentación.

Sigue una dieta equilibrada que se adapte a tu estilo de vida

Una dieta correcta y equilibrada es fundamental para estar saludable. Aasí que realiza tres comidas básicas y dos más ligeras al día, según las indicaciones de la dieta mediterránea.

De esta manera podrás  satisfacer todas las necesidades del cuerpo, incluso si eres un atleta de alto rendimiento. Sobre todo, piensa en lo bien que te vas a sentir al realizar ejercicio y dieta. Es un esfuerzo que merece la pena y que será correspondido.

DEJA UNA RESPUESTA