La importancia del marketing en nuestra sociedad

0
2

Que el marketing y la publicidad son compañeros que nos acompañan a lo largo de cada día es algo que no se le escapa a nadie. Actualmente, es literalmente imposible pasar un día entero sin que realicemos cualquier tipo de acción que no esté influenciada por una campaña de marketing: planear la comida, comprar en el supermercado, ir en coche o bici, elegir la ropa que nos ponemos o incluso la ciudad en la que vivimos. El marketing controla todos y cada uno de los aspectos que nos rodean.

Lejos de tratarse de una moda, las empresas gastan cada vez más dinero en marketing y en campañas de publicidad. Los consumidores hemos desarrollado una especie de “ceguera” selectiva hacia cierto tipo de publicidad, por lo que las compañías se ven obligadas a invertir cada vez más recursos en nuevos mecanismos publicitarios que capten nuestra atención. Además, los consumidores nos estamos inmunizando frente al acoso y derribo del mundo publicitario, perdiendo la sensibilidad frente a temas que hace unos años nos afectarían bastante.

¿Habéis notado como ya no hay anuncios en la TV de niños del tercer mundo pasando hambre? Después de años de bombardeo masivo, los consumidores han perdido el factor “pena” y ya no reaccionan de la misma forma, por lo que las ONGs han tenido que proyectar sus esfuerzos hacia otro tipo de publicidad. Esto pasa en todos los ámbitos y sectores empresariales: las marcas de ropa invierten dinero en Instagram y sus influencers porque tienen mucho más impacto que los anuncios en revistas o en anuncios de TV que no ve nadie.

Y es que la sociedad ha evolucionado de forma que nuestros hábitos de consumo han cambiado agresivamente. Hasta el punto que, la generación de los 90 y el 2000 no ven la TV, más del 67% de jóvenes prefiere consumir contenido bajo demanda a través de Netflix y YouTube.

Si tenemos un negocio, conocer las herramientas necesarias para elaborar una buena campaña de marketing es imprescindible para mantener un flujo de clientes y de ingresos estable. Si el resto de compañías de tu sector invierten dinero en campañas de marketing, corres el peligro de quedarte atrás y que se devalúe tu potencial como marca. Ganar nuevos clientes y crecer como negocio es clave para la supervivencia en un contexto de globalización como el que tenemos ahora mismo. Puedes encontrar más información en este post.

Un buen ejemplo de una empresa que ha triunfado gracias al marketing es la californiana Apple. Una tecnológica que ha hecho del marketing su bandera y ha cambiado la sociedad con sus productos. ¿Quién se imaginaba que el 90% de las personas tendría internet 24 horas en el bolsillo? O la posibilidad de escuchar toda la música que queramos por 2,5€ al mes con Apple Music.

A través de campañas de marketing originales, Apple ha pasado de tener un pequeño nicho de mercado a ser una de las compañías más rentables a nivel mundial, compitiendo con grandes petroleras y farmacéuticas. Y luego tenemos el ejemplo de Spotify, el competidor más directo de Apple Music y que es pionero en los servicios de streaming; una empresa que, al empezar de cero y no tener la capacidad económica necesaria para realizar una inversión en una campaña de marketing mundial, tuvo que hace un lanzamiento escalonado país por país, tardando casi 6 años en lograr los mismos usuarios de pago que ha conseguido Apple Music en menos de un año.

En conclusión, actualmente es prácticamente imposible lanzar un nuevo producto sin una campaña de marketing y eventos de publicidad. Puede que el boca a oreja funcione, pero es un sistema lento y, si tenemos pensado hacer un lanzamiento en varias ciudades o países, tardaríamos años. Una campaña de marketing no significa gastar grandes cantidades de dinero, también se pueden usar herramientas como YouTube o redes sociales, la clave está en la originalidad y en crear un producto que conecte con el público.

DEJA UNA RESPUESTA