• El miedo a los contagios y la falta de confianza en el transporte público ha disparado la venta de coches online.
  • Compañías como Clicars han aumentado un 62% sus ventas online y otros como Nissan han comenzado a vender sus coches por Whatsapp.
  • El gigante chino Geely ha comenzado a vender online y marcas como Tesla, BMW y Mercedes también están haciendo lo propio.
  • En España, cerca de 700 concesionarios se han unido para vender coches a través de la web .
  • Ante este nuevo escenario, DriiveMe se ha convertido en socio estratégico de los concesionarios para la entrega de coches en el domicilio de los compradores.
  • La startup está entregando una media de 1.000 coches mensuales a sus nuevos dueños.
  • La compañía se consolida como socio estratégico de las empresas de compraventa de vehículos, renting y rent-a-car.

Comprar un coche por Internet y recibirlo en la puerta de casa ya es posible gracias a DriiveMe, que colabora con los concesionarios y empresas de renting para hacer llegar miles de vehículos hasta las manos de sus nuevos dueños. “La pandemia obligó a cerrar durante dos meses todos los concesionarios de coches, y muchos vehículos no se podían entregar a sus nuevos dueños. Desde DriiveMe, que ya contábamos con experiencia en la relocalización de coches de alquiler, hemos puesto a disposición nuestra experiencia para ayudarles a solucionar este problema”, afirma Constantin Lambert, Responsable para el Sur de Europa de DriiveMe.

Como muchos sectores, los concesionarios, empresas de renting y compañías de alquiler de coches se han visto forzadas a adaptar su negocio a esta nueva normalidad. En tiempos de pandemia las empresas del sector del automóvil han tenido que cambiar su forma de operar. La venta online de coches se ha incrementado considerablemente, especialmente en la modalidad renting, con subidas por sobre el 70% con respecto al 2019.

DriiveMe puso en marcha en marzo un nuevo protocolo de entrega de vehículos sin contacto, 100% higiénico y digital. Este nuevo protocolo está permitiendo entregar miles de  vehículos vendidos antes, durante y después del estado de alarma, los cuales no habían podido ser entregados a sus dueños debido al cierre de los puntos de venta y a las medidas anti COVID19. 

DriiveMe, líder europeo en transporte, tiene la intención de ayudar a los profesionales del sector automoción a superar la crisis y a su vez hacer posible que profesionales e individuos puedan recibir su vehículo sin tener que viajar. Durante los primeros días de julio miles de automóviles que se encontraban bloqueados están siendo entregados a sus propietarios de manera segura.

Ayudar al sector del automóvil a continuar con su actividad.

El sector automoción atraviesa una crisis sin precedentes. En España, este sector representa el 10% del PIB (incluyendo distribución y actividades anexas) y el 19% del total de las exportaciones españolas. La industria genera 300.000 empleos directos y 2 millones de puestos de trabajo en total están ligados al sector.

Para ayudar a garantizar la continuidad de la actividad de los diversos actores profesionales (empresas de renting, empresas de alquiler, concesionarios, talleres, etc.), DriiveMe ha reaccionado de manera ágil reinventando en profundidad su servicio de entrega a domicilio digitalizando la recogida y entrega del vehículo de manera tal que el proceso sea 100% digital, higiénico y sin contacto.

Si bien la gran mayoría de los puntos de venta y concesionarios han vuelto a abrir, el servicio de DriiveMe de entrega de coches está permitiendo que muchas empresas puedan ofrecer sus vehículos con entrega en otras ciudades españolas. “Con DriiveMe un cliente de Madrid puede encontrar un vehículo a un precio menor en Málaga, comprarlo online y recibir el coche en la puerta de su casa”, comenta Constantin Lambert. 

Los conductores profesionales de DriiveMe están siendo los responsables de entregar muchos automóviles que ya han sido comprados, pero que no se pueden entregar sin el servicio ofrecido por la compañía. De esta manera, DriiveMe ha entregado durante el primer semestre de 2020 casi 5.000 vehículos privados y de leasing.

Ante la crisis de COVID-19 y como socio de transporte para muchos players del sector automoción, ha sido esencial adaptar rápidamente nuestra solución y nuestros servicios en respuesta a las necesidades de nuestros clientes. De esta manera les hemos ayudado a seguir operando durante la cuarentena aportando nuestro grano de arena para minimizar el impacto de la crisis su actividad. Sin embargo, hemos guiado nuestro pensamiento bajo una consigna fundamental: ¡ante todo la seguridad de nuestros clientes, empleados y socios! La inversión de nuestros equipos ha permitido establecer en un tiempo récord un protocolo exigente, preciso y digital para continuar apoyando a nuestros clientes en su actividad mientras llevamos a cabo nuestra labor con rigor y en el marco de la lucha nacional contra la propagación de COVID-19“, comenta Constantin Lambert, Responsable para el Sur de Europa de DriiveMe.

Adaptarse a los nuevos requisitos de salud.

DriiveMe está convencido de que la crisis de COVID-19 afectará profundamente los servicios ofrecidos por los concesionarios y puntos de venta de vehículos. Si bien la entrega a domicilio hoy representa solo el 10% del total de vehículos vendidos, la compañía proyecta que esta cifra se duplicará en un año.

 Al modificar su protocolo de transporte hoy, DriiveMe se anticipa a lo que serán las nuevas prácticas de mercado y se adapta para cumplir con las reglas que esta pandemia está forzando. Empresas de renting como Bipi, de compraventa como Clicars, Automotor Dursan ya son clientes de DriiveMe. También compañías de alquiler de coches como Avis, Hertz, Europcar Cresta Nevada, Centauro, Grupo Auro o Vecttor y otras 700 empresas europeas ya confían en DriiveMe para el traslado de sus flotas. 

El gran desarrollo tecnológico de DriiveMe permite que las empresas del sector automoción puedan seguir operando y descarga al personal de estas compañías de muchas tareas administrativas y logísticas. Con pocos clics es posible poner los coches en la plataforma y DriiveMe se encarga de toda la gestión relativa al traslado, permitiendo además una trazabilidad de todo el proceso gracias a la App que llevan sus conductores y a la fotoperitación realizada antes y después del uso del vehículo.

La empresas pueden acceder al servicio a través de la web https://www.driiveme.es/pro