El sucesso tuvo lugar en Argentina, donde un presunto ladrón entro a la vivienda. El resultado de las mordeduras de los dos pitbull, fue terrible ya que tuvieron que amputar la pierna. El sujeto estaba desnudo y presentaba heridas por todo el cuerpo. Este suceso está sembrando debate en Argentina.

La dueña de los dos perros es una mujer; «inofensivos, la gente pasa y los toca a la salida del colegio», comenta un vecino de la mujer.

Los perros no serán sacrificados, así lo decía: Jorge Cancio, secretario de seguridad de Malvinas Argentinas «la causa iniciada a la mujer no va a proseguir» y que «para sacrificar a un perro tiene que tener rabia o ser peligroso, y este no es el caso. Además la mujer tiene todas las medidas de seguridad necesarias en su casa para tenerlos».