Running: Lesiones frecuentes y como tratarlas

0
2

La sociedad de hoy en día lucha por volverse más saludable, eliminando factores que contaminen el medio ambiente, cambiando nuestros hábitos de alimentación y mejorando nuestra actividad física a través del deporte.

Uno de los deportes que más gustan a las personas que quieren cambiar su vida para mejorar su forma física y su salud es el running. Y es que, salir a correr tiene un doble efecto beneficioso en nuestro organismo: Por un lado, hacer running nos libera del estrés y de la presión diaria y, por otra parte, es un ejercicio que tiene un impacto directo en todos los músculos del cuerpo.

El problema viene cuando no realizamos este ejercicio de forma adecuada, por lo que vamos a repasar una pequeña lista con las lesiones de runners más frecuentes y como tratarlas:

1. Tendiditis aquílea: A pesar de no ser muy grave es conveniente realizar estiramientos para mejorar la flexibilidad de los tobillos y de los músculos de los gemelos y sóleos. Si se es mujer hay que evitar los tacones altos durante un tiempo.

2. Tendiditis rotuliana: También conocida como “rodilla de saltador”, esta inflamación se produce por una sobrecarga en el tendón causada por el rebote que hacemos al correr.

3. Rotura fibrilar en los isquiotibiales: Esta lesión puede ser leve y tratarse de un tirón o, más grave, y pasar a ser un desgarro muscular. Una vez más, calentar es esencial para evitar las lesiones.

4. Fascitis plantar: En esta ocasión, el dolor se produce cerca del talón y afecta tanto a las personas que corren como a los que tienen sobrepeso o mujeres embarazadas. El calzado inadecuado suele ser la principal causa de que la fascia plantar se inflame.

5. Fractura por estrés de los matatarsianos: Debido al esfuerzo que realizamos, en ocasiones el impacto contra el suelo puede ocasionar que se rompa algún hueso del metatarso. Una vez más, el calentamiento puede prevenir que ocurra esto, mientras que si se produce una rotura tendremos que suspender toda actividad física durante un período de 6 a 8 meses.

Cuando se trata de una lesión de una articulación, las investigaciones con ácido hialurónico en rodilla han logrado que el tiempo de recuperación sea mucho menor. Y es que, las propiedades regeneradoras de esta sustancia siguen haciendo que su aplicación en cirugía no deje de aumentar año a año.

DEJA UNA RESPUESTA