Los fabricantes de móviles chinos presionan a Apple y a Samsung

0
7

Si hace 10 años anunciamos que varios fabricantes chinos están quitándole cuota de mercado a Apple, Samsung, Sony, LG y demás fabricantes que tradicionalmente dominan la industria nadie nos creería. Pero los números no engañan y, desde hace 2 o 3 años, las empresas chinas están creciendo a un ritmo imparable.

Recuerdo la primera vez que escuché hablar de Xiaomi. El sentimiento de incertidumbre fue una respuesta reflejo a la imagen que tenemos de “poca calidad” asociada con los productos chinos. Pero lo cierto es que compañías como Xiaomi, Lenovo o la nueva Cubot están produciendo terminales excelentes, a bajo coste y se están ganando una posición en primera liga envidiable.

El planteamiento es sencillo: Producir teléfonos de calidad y ahorrarse el dinero en marketing. La mejor publicidad de los teléfonos fabricados en China es el boca a oreja de sus clientes.

Cuando una marca como Cubot lanza un terminal al mercado y los clientes están contentos, este tipo de usuarios suele recomendarlo en su entorno, y está demostrado que las recomendaciones de amigos y familiares son unas de las 2 primeras causas por las que las personas compramos un teléfono. Esto, junto con la durabilidad y el buen funcionamiento del software, hace que las ventas de Cubot se estén disparando.

Además, ahora están abriendo canales de venta directo con proveedores europeos. Así que si quieres echar un vistazo y comprar móviles Cubot ahora es el mejor momento.

Cubot es un fabricante que me ha sorprendido por el diseño de sus terminales, ofreciendo una imagen de gama alta con precios bastante asequibles. También son interesantes las especificaciones técnicas, con modelos como el “Cheetah” que llegan a los 3GB de RAM, 5’5″ de pantalla, cámara trasera de 13 megapíxeles (delantera de 8 mpx), batería de 3.025 mAh, y con la particularidad de que acepta tener 2 tarjetas sim a la vez.

Cuando los usuarios nos encontramos terminales que funcionan bien y tienen un precio ajustado nos preguntamos si tiene sentido seguir pagando lo que cuesta un iPhone o un Galaxy. Por suerte, el rendimiento de los fabricantes chinos está creciendo a un ritmo mucho mayor que el de los fabricantes tradicionales, por lo que nos se descarta que en un futuro próximo nos llevemos una sorpresa como la de Nokia.

DEJA UNA RESPUESTA