La entrada del PP en el gobierno del ayuntamiento de Madrid tras las pasadas elecciones ya tiene la primera medida efectiva. El ayuntamiento ya no sancionará a los vehículos que pasen por Madrid Central, con lo que todo parece indicar que esta medida estrella del gobierno de Carmena tiene fecha de caducidad.

Aunque el anterior gobierno de la capital afirmaba que era una medida que iba en línea a las tomadas en las principales ciudades europeas como París, Londres o Berlín, lo cierto es que Madrid Central ha tenido muchas críticas por la parte más conservadora de la capital y los partidos más liberales llevaban en sus programas suprimir esta medida lo antes posible tal como parece demostrado con el fin de las sanciones.