Cómo mejorar la resistencia física y la capacidad pulmonar

0
1

Según un estudio realizado en la Universidad Laval de Quebec en Canadá, caminar 45 minutos al día, tres veces a la semana durante 3 o 4 meses, ayuda a reducir el dolor, regular el peso, cambiar el humor, eliminar los sofocos de la menopausia e incluso reducir problemas físicos como la taquicardia o la insuficiencia pulmonar leve (cuando es producida por sedentarismo).

Los científicos determinaron que las personas con un estilo de vida sedentario llegan a un punto de saturación de oxígeno mucho más rápido que las personas que llevan un estilo de vida activo. Una persona sana perderá el aliento tras subir varios pisos de escaleras si no se ejercita a diario, mientras que otras personas con enfermedades pulmonares tienen mejor forma física porque se entrenan a diario y trabajan la capacidad pulmonar, la resistencia física y mejoran sus niveles de oxígeno en sangre gracias al ejercicio.

Cuando se tienen problemas de salud como bronquitis, diabetes o hipertensión, este tipo de problemas se agravan si no realizamos actividad física de forma regular. Una de las enfermedades más controvertidas es la bronquitis, ya que los enfermos que la padecen suelen ahogarse al caminar con demasiada intensidad. Si no tenemos buena forma física tendremos dificultades para realizar todo tipo de actividades cotidianas, como mantener relaciones sexuales o practicar la masturbación; a este tipo de mujeres se les recomienda comprar un consolador, ya que es una buena forma de ejercitar el cuerpo y estudiar nuestros límites físicos.

Es por ello que el esfuerzo de salir a andar es mayor, pero al mismo tiempo, al realizar un esfuerzo físico y mover las secreciones que se acumulan en el pulmón y que causan muchas infecciones, las personas con bronquitis limpiarán el pulmón, mejorarán su resistencia física y verán como tras un corto período de actividad pueden andar con mayor soltura sin perder el aliento.

El senderismo es una de las actividades más sencillas y sin riesgo que pueden realizar las personas. Es un deporte apto para todos los públicos y no tiene en cuenta las aptitudes de cada individuo. Cada persona puede marcar su propio ritmo, elegir el terreno (se recomienda llano y sin cuestas si se tiene bronquitis), y se recomienda realizarlo en parques o en zonas alejadas de la ciudad y de la contaminación aérea.

Está demostrado que la conexión con la naturaleza, el aire puro y la tranquilidad tienen un efecto directo en la producción de hormonas y en los niveles de estrés y ansiedad que tenemos. Así como la incorporación a la dieta de productos naturales como los frutos secos, es una excelente opción para reponer fuerzas tras el ejercicio sin sumar grasas saturadas, a la vez que benefician a nuestro organismo.

DEJA UNA RESPUESTA