El mimbre, el material más usado para decorar

0
1
Decora tu hogar con mimbre

¿Quién no piensa en una mecedora o bien un mueble de jardín y de manera automática lo asocia al mimbre? Este material natural siempre y en todo momento ha estado presente en los hogares de este país, puesto que cuenta con una alta capacidad de adaptación. Con esto deseamos decir que se puede emplear para fabricar todo género de muebles y objetos, desde un baúl para guardar las toallas, toallas, macetas e inclusive sillas, mesas o bien cestos de mimbre.

El mimbre, el material por excelencia en la decoración

El mimbre se consigue por medio de un arbusto del mismo nombre y que guarda gran semejante al sauce. Tiene gran cantidad de ramas largas y finas que son muy flexibles y desde las cuales se logra la fibra vegetal que da sitio al mimbre con el que se fabrican los muebles.

Una de las peculiaridades más atractivas del mimbre es que es sumamente ligero mas, no obstante, es un producto bastante robusto con lo que ofrece bastante resistencia. Además de esto, los productos acostumbran a ser económicos y siempre y en toda circunstancia dan un toque muy agradable al hogar.

El mimbre como elemento ornamental es otra opción de empleo que merece la pena tomar en consideración en ciertos estilos. Por poner un ejemplo, si quisiéramos hacer de un ambiente determinado un espacio étnico hallaríamos en el mimbre un sinfín de opciones bien interesantes.

decorar-mimbre-mobiliario

Cuidados del mimbre

Donde jamás puede faltar el mimbre es en un jardín o bien en una terraza, ¡y es que es la elección ideal para los espacios exteriores! Ahora bien, como todo buen objeto hay que cuidarlo del tiempo y del empleo. En el caso del mimbre su mantenimiento es sencillísimo en tanto que es suficiente con aplicar barniz para prosperar su resistencia y eludir que los bordes acaben por deshilacharse transcurrido el tiempo.

Otra buena idea es cubrir los artículos con lonas. Esto cumple una doble función, por una parte los resguarda y por otro le da al objeto una naturaleza más personal, aparte de dejarnos el poder renovarlos en el momento en que nos fatiguemos del color o bien del estampado de esa lona.

DEJA UNA RESPUESTA