Quiero hacerme donante de órganos, ¿qué debo hacer?

1
1

La primera cosa que tienes que saber ya antes de hacerte donante de órganos es que existen 3 géneros de donantes:

1. Los donantes vivos relacionados: Son aquellos que tienen una relación familiar con la persona a la que se marchan a destinar los órganos. Acostumbran a ser usuales en los casos en que el enfermo padece inconvenientes de hígado o bien de riñones. Esta relación familiar favorece que exista mayor compatibilidad entre el receptor del órgano y el donante.

2. Los donantes vivos no relacionados: Es una donación que se genera Inter-vivos entre personas que no tienen una relación familiar mas sí un extenso grado de compatibilidad. A fin de que se genere el donante ha de estar en un buen estado de salud y además de esto no tener peligros de padecer consecuencias en el futuro.

3. Los donantes fallecidos: Se trata de personas que están clínicamente fallecidas, esto es su actividad cerebral no existe y se les considera cadáver, si bien se les sostiene a fin de que los órganos subsistan. En un caso así se pueden donar los órganos que no estén dañados. Si no hay una declaración de últimas voluntades va a ser la familia quien debe tomar la resolución.

Para hacerte donante de órganos puedes pedir en vida la tarjeta de donantes. De esta forma manifiestas tu voluntad de donar tus órganos y tus tejidos una vez hayas fallecido. Esta tarjeta de donante no es vinculante, y en el caso de que la tengas va a ser tu familia la que va a deber entregar su permiso en caso de que mueras.

Si verdaderamente lo tienes claro y no deseas que sea la familia quien decida, deberías hacer una declaración de últimas voluntades en la que hagas constar ante Notario que deseas donar tus órganos. En un caso así la familia no podrá decidir y tendrá que cumplir tus deseos. Puedes acudir al Registro de Voluntades Adelantadas para efectuar este trámite, también conocido como la realización de un Testamento Vital.

La resolución de hacerte donante se puede anular, puedes cancelarla si cambias de opinión en algún instante de tu vida. Aunque nadie suele hacerlo ya que la concienciación ciudadana es cada vez mayor, y es de sobra sabido que haciéndote donante de órganos salvas la vida de bastantes personas.

1 Comentario

  1. Me ha gustado mucho este post porque siempre he tenido claro que cuando fallezca quiero donar mis organos, mi familia está informada pero no sabia lo de la declaración de últimas voluntades. Ahora ya se muchas más cosas. Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA