Reglas antes de comprar un coche de segunda mano

0
2

Desde el año 2008, coincidiendo con el estallido del escándalo financiero de las hipotecas sub-prime, hemos podido comprobar como el mercado de coches usados está al alza año tras año. Los pocos incentivos de los gobiernos para la adquisición modelos nuevos y el alargamiento de la vida útil de los vehículos, hace que cada vez más usuarios prefieran comprar un coche de segunda mano y así ahorrar dinero.

¡Pero ojo! Comprar un vehículo de segunda mano tiene ciertos riesgos. A continuación repasamos una pequeña lista de precauciones que debes cumplir antes de cerrar una compra de un vehículo usado:

1. Busca referencias: Lo primero de todo es elegir el modelo que queremos, buscar referencias en el mercado, testear los precios y las condiciones de cada modelo. Una vez que tenemos estos datos podremos establecer un presupuesto guía sobre el que movernos.

2. Olvida la impaciencia: Cuando compramos artículos de segunda mano hay que ser pacientes, ni dejarnos llevar por “ofertas” demasiado atractivas. A menudo estos vehículos esconden desperfectos o deudas que no están amortizadas, por lo que el vendedor maquilla el precio de venta al público.

3. Exige la documentación: ¿Tiene el vendedor todo en regla? El título de propiedad, si tiene deudas de patente o infracciones, verificación policial… Hay que tomar precauciones, revisa toda la documentación y, si no tienes conocimientos, visita a un profesional.

4. Acude a una gestoría automotor: Una de las opciones más recomendadas para realizar una compra de un vehículo usado con éxito, es la de acudir a una gestoría automotor donde nos ayuden a comprobar todos los requisitos necesarios para no llevarnos sorpresas. Esta es la mejor opción si no tenemos experiencia en el mercado de segunda mano y no tenemos margen para sustos económicos, ni tiempo para organizar todo el proceso legal.

5. Pide una prueba en persona: Por último, una de las 5 cosas que deberías saber antes de comprar un coche usado es que debes pedir una prueba en persona. No sólo hablamos de acudir a un taller que haga un checkeo, sino de probar nosotros mismos como funciona en tiempo real el vehículo. Esta es la mejor forma de saber si se ajusta a nuestras necesidades. Además, si tenemos experiencia en vehículos podremos detectar muchos fallos.

DEJA UNA RESPUESTA