Podemos definir a un perito médico como un especialista que trabaja solo y cuya función es analizar documentos médicos y evaluar la discapacidad física de un paciente. Por eso es capaz de evaluar la patología de sus pacientes e interpretarla en una variedad de escalas.

De esta forma, su labor es determinante en la determinación de indemnizaciones, situaciones de reparación y concesiones por incapacidad, capacidad o dependencia. Por eso, dedicaremos el artículo de hoy a todo lo que rodea a este número en el ámbito médico. ¡Estén atentos para aprender más sobre ellos!

¿Qué es un perito médico?

Como apuntábamos al principio, un profesional médico es alguien que evalúa un conjunto de hechos relacionados con la salud para informar y documentar a un juez, quien luego tomará decisiones sobre el futuro del lugar de trabajo.

Sin embargo, existe mucha confusión al respecto, ya que se trata de una actividad que no forma parte de ninguna especialidad médica y, a la vez, a todas. Por este motivo, observarás que el perito médico, en la mayoría de los casos, se centra en hacer peritaciones en medicina general y sobre aspectos básicos.

Como figura fundamental para que los jueces tomen decisiones sobre los pacientes, los peritos médicos deben tener conocimientos jurídicos para saber el baremo a aplicar en cada caso.

En este sentido, la función básica del perito médico es explicar e informar a aquellas figuras no médicas que deben resolver problemas médicos. Por ello, los expertos definen este concepto como el nexo de unión entre el derecho y la medicina, actuando siempre de forma imparcial, objetiva e independiente. ¡De ahí su importancia!

¿Cuáles son las funciones de un perito médico?

Ya sabemos de su función básica, pero también debes saber que un perito médico se dedica a lleva a cabo otro conjunto de funciones. A continuación, te nombraremos algunas de ellas:

1. Evaluar el daño corporal y las secuelas de un paciente, así como la existencia de una posible incapacidad laboral.

2. Diagnosticar una patología, ya sea física o mental.

3. Ofrecer una visión ajustada de la realidad de un paciente, teniendo en cuenta su propia experiencia en casos judiciales.

4. Calcular cuál es el valor económico de una indemnización.

Además de estas funciones, los expertos médicos también son responsables de la documentación. En este sentido, elabora informes periciales, recogiendo valoraciones y alegaciones para cada caso.

Para producir este informe, el especialista tuvo que analizar todos los documentos disponibles del paciente, así como su historial clínico para determinar la causalidad.

Si vamos a la celebración del juicio, los peritos médicos están en la sala respondiendo las preguntas necesarias para poder explicarle al juez cada aspecto de cómo se desarrollaron los hechos. En tal caso, el propio juez puede ser el responsable de convocar a peritos para que aporten todos los conocimientos técnicos necesarios para la sentencia.

Por ello, se afirma que el informe, además de explicar, emite una opinión y funciona como un dictamen pericial.

El papel del perito médico como especialista en la medicina del trabajo

La finalidad de la pericia es descubrir la verdad científica en relación a unos hechos y el conocimiento de los mismos pudiera llegar a ser determinante para imponer una sentencia justa. Es por esto que el papel del perito médico como especialista en la medicina de trabajo es clave.

En este mismo sentido, analiza las lesiones, enfermedades o accidentes laborales, vinculando directamente a los especialistas con la prevención de riesgos laborales.

No debemos olvidar que la medicina del trabajo evalúa la salud de los trabajadores en función de una serie de factores relacionados con el trabajo. Además, se relaciona con la higiene industrial, la ergonomía y la psicosociología.

El papel del perito médico en esta medicina del trabajo es evaluar el estado del paciente y las deficiencias físicas, psíquicas y sociales que sufre en su trabajo. ¿Objetivo? Salvaguardar la salud de los empleados mediante la aplicación de conocimientos médicos y legales.